Inicio España Cómo ha de ser el nuevo Jefe de Compras

Cómo ha de ser el nuevo Jefe de Compras

59
0
Compartir



  • La encuesta ha sido realizada entre 200 ejecutivos, integrantes del Comité de Dirección de empresas de todo el mundo, con facturaciones anuales entre los 250 millones de euros y 5 mil millones de euros.

  • El 68% de los encuestados cree que una participación más temprana de los profesionales de Compras en la transformación de las empresas, aumentaría la creación de valor para las mismas.

  • El estudio revela que las principales cuestiones que Compras puede poner en marcha para generar valor a la empresa se focalizan en la formación: el desarrollo de las personas del equipo y sus habilidades, aumentar su profesionalización y proactividad, y por último, redefinirse/reorganizarse a sí mismos.

  •  

    Madrid, 28 de noviembre de 2017.- Ayming, grupo international de Consultoría en la mejora del rendimiento empresarial, ha realizado un estudio entre 200 ejecutivos (*) integrantes del Comité de Dirección de empresas de todo el mundo (**), sobre Cómo ha de ser el nuevo Jefe de Compras. La encuesta sobre el futuro del Departamento de Compras, que se ha llevado a cabo entre compañías  con facturaciones anuales que van desde los 250 millones de euros a los 5 mil millones de euros, desarrollan su actividad en los sectores de: Servicios Financieros, Salud, Industria, Retail, Tecnología, Transporte y Logística.

     

    El 68% de los encuestados cree que una participación más temprana de los profesionales de Compras en la transformación de las empresas, aumentaría la creación de valor para las mismas. En este sentido, una de las principales conclusiones ha sido que las tres principales cuestiones que Compras puede poner en marcha para generar valor a la empresa se focalizan en la formación: el desarrollo de las personas y sus habilidades, aumentar su profesionalización y proactividad, y por último,  redefinirse/reorganizarse a sí mismos.

     

    Tal como podemos ver en la siguiente gráfica, el desarrollo de personas y sus habilidades es considerada la principal prioridad para que los equipos de Compras sean más efectivos, especialmente por parte de los sectores Retail y Tecnología (ambos un 94%), seguido por Transporte y Logística (91%). Por el contrario, la Industria, solo lo destaca el 64%.

    Los programas de capacitación y desarrollo de habilidades deben adaptarse para garantizar que permiten a los profesionales utilizar las nuevas herramientas y sistemas que, según los encuestados, son cruciales para aumentar la capacidad de Compras de generar valor. Éstas incluyen plataformas analíticas avanzadas e intercambios de datos electrónicos que brindan información en tiempo real, así como también nuevos desarrollos, tales como inteligencia artificial y big data.

    Eric Mass, Director de Consultoría de Ayming, ha comentado al respecto que “a medida que Compras se vuelve más estratégica, las habilidades menos tangibles se volverán más importantes también. El aumento de la automatización pone irónicamente de relieve las habilidades intrínsecamente humanas”.

     

    Los encuestados también reconocen la necesidad de que los equipos de Compras se profesionalicen, mejorando los procesos y la comunicación. Compras debe evolucionar para brindar a las empresas los servicios que requieren y establecer de forma proactiva los canales correctos de comunicación con el resto del negocio, en lugar de esperar enfoques de otros departamentos. Así lo manifiestan el cuidado de la Salud (91%), seguido por los Servicios Financieros y la Tecnología, ambos con un 85%.

     

    Por último, el estudio destaca que la Industria (85%) y el sector Transporte y Logística (74%), también apuntan la necesidad de que el departamento de Compras se redefina/organice a sí mismo para generar mayor valor a la empresa. “El nuevo CPO deberá ser más flexible,  constructor de puentes, buen vendedor del departamento en interno y buen comunicador”,- prosiguió Eric Mass-. «Los CPO deberán ser capaces de encontrar soluciones, en lugar de simplemente resaltar los problemas. Necesitan abandonar la percepción de “bloqueador de caminos “para continuar convirtiéndose en facilitadores».

     

    El papel de los Jefes de Compras, si bien es estratégico para el crecimiento de las empresas, ganando visibilidad gracias a la digitalización de la cadena de valor de compras, con la que consiguen ahorros a sus organizaciones entre un 5% y un 10%, ha de experimentar una transición. Van a ser muy diferentes con respecto a cómo se veían en el pasado, en gran parte debido a los cambios tecnológicos y porque todas las áreas del negocio tendrán que lidiar con desafíos de todo tipo en un mundo muy cambiante.

     

    «Las empresas que han podido comprobar cuánto valor pueden obtener de las buenas prácticas de Compras, han de seguir por ese camino», prosiguió Eric Mass. “El Jefe de Compras deberá saber traducir necesidades empresariales complejas, ser magnético, carismático, estar comprometido, ser proactivo, aprovechar la tecnología y encontrar soluciones a los desafíos a los que se enfrentan las empresas del siglo XXI”.

     

    Están cambiando muchas cosas y muy rápidamente en la alta dirección de las empresas. Así, los Jefe de Compras, que han dedicado mucho tiempo durante estos últimos años a tener un sitio destacado en los Comités de Dirección, se han visto adelantados casi sin darse cuenta por los CDOs  (Chief Digital Officer) o Jefes de transformación digital. Ahora bien, sin menoscabar la importancia adquirida por los CDOs, los Jefes de Compras tienen ante sí un nuevo futuro.

     

    Sobre Ayming

    Ayming es un grupo internacional líder de Consultoría en Business Performance, fruto de la fusión de Alma Consulting Group y Lowendalmasaï, implantado en 16 países: Bélgica, Canadá, China, República Checa, Francia, Alemania, Hungría, Gran Bretaña, Japón, Italia, Países Bajos, Polonia, España, Portugal, Eslovaquia y Estados Unidos. En 2016, El Grupo, que emplea a 1.500 personas, alcanzó unas ventas de 164 millones de euros. Ayming aporta a las empresas apoyo estratégico y operativo para hacer desarrollar y mejorar de forma duradera su competitividad global, en cuatro grandes áreas de especialización: Recursos Humanos, Operaciones, Finanzas & Innovación. La misión de Ayming se centra en el acompañamiento de la prevención y gestión de riesgos (asegurar), la optimización de los procesos, la organización y las finanzas (acelerar), el desarrollo de las estrategias de crecimiento y la reasignación de recursos (anticipar).



    Dejar una respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    *