Inicio Salud Consejos para tener tu alergia controlada

Consejos para tener tu alergia controlada

138
0
Compartir



Cuando decimos que una persona padece de una alergia nos estamos refiriendo a que un determinado factor externo o medioambiental (como pueden ser ciertos alimentos, metales, plantas, químicos o fármacos) hace que su organismo reaccione de una manera exagerada como forma de defensa. Simplemente, el organismo observa ese factor determinado como un posible riesgo y se muestra más sensible ante él produciendo anticuerpos y unas sustancias llamadas histaminas, que son las que provocan los síntomas característicos de las alergias.

Uno de los principales problemas para una persona que tiene alergia es que su cuerpo recordará aquello que le ha provocado una cierta reacción y lo hará cada vez que se entre en contacto (bien sea por el aire, por ingesta o por el sentido del tacto) Esa reacción se puede volver más y más exagerada con el tiempo, llegando a ser hasta peligrosa. De hecho, no hay que descuidarse porque las reacciones pueden ser tanto inmediatas como retardadas. Entonces, ¿qué se puede hacer si se tiene una alergia?

  1. Visitar el blog sobre alergia de Merck. Se trata de una web especializada en la que, bajo el lema “Despídete de tu alergia”, se puede encontrar información sobre todo tipo de alergias, sus causas, sus tratamientos, sus orígenes… En definitiva, todo lo que pueda ser relevante a este respecto. Además, cuentan con noticias actualizadas que hablan sobre esta cuestión, resaltando aquellas que puedan ser de mayor interés para el lector.
  2. Acudir al especialista. Se llaman alergólogos los médicos que van a determinar si un paciente tiene alergia y de qué tipo de alergia se trata. Este paso es fundamental porque sin él no se puede poner remedio y lo que está causando esa reacción sigue su curso. No hay que olvidar tampoco que aunque se haya pasado un examen con un alergólogo hace tiempo esto no quiere decir, necesariamente, que no se tenga alguna alergia después. Algunas de las alergias se desarrollan con el tiempo por lo que al más mínimo síntoma, lo mejor es salir de dudas.
  3. Seguir los consejos médicos y la propia lógica. Una vez que se haya establecido a qué se tiene alergia es importante evitarlo a toda costa y seguir las pautas que haya indicado el especialista. Incluso en los casos en los que el médico aún no haya dado con ello, si se observa que un determinado factor siempre produce una reacción, mejor optar por alguna alternativa.
  4. Tratamientos efectivos. Sin la supervisión del médico, esto no se puede aplicar pero para todas aquellas personas que padezcan algún tipo de alergia hay que darles una buena noticia: hay esperanza. Dependiendo del caso, incluso, le podrán decir adiós a la alergia de una vez por todas porque hay vacunas que sirven para esto. Si no, cuanto menos, se puede recurrir a pastillas o aerosoles que hacen la vida más fácil.
  5. Una ayuda natural. Aunque cada persona es distinta, se ha venido observando que las personas que consumen quercetina cuentan con una menor alergia estacional porque este antioxidante lo que hace es inhibir la segregación de histamina en la sangre. La quercetina se encuentra fácilmente en la cebolla o en el ajo.



Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*