Inicio Ayuntamiento de Madrid El Ayuntamiento alquila en 5 meses 379 viviendas de particulares por un...

El Ayuntamiento alquila en 5 meses 379 viviendas de particulares por un 10 y un 20% menos

71
0
Compartir

El Ayuntamiento de Madrid ha conseguido alquilar desde mayo un total de 379 viviendas de particulares de las 406 del Plan Alquila Madrid (ALMA), que supone acceder a los pisos con bajadas en los precios que oscilan entre un 10 y un 20 por ciento, ha informado a Europa Press la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, también presidenta de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS).

El Plan ALMA de alquiler entre particulares arrancó hace cinco meses. Desde entonces se han inscrito 406 viviendas. Las más numerosas se encuentran en los distritos de Latina (47), Carabanchel (45), Puente de Vallecas (37) y Villa de Vallecas (29).

El ALMA es un servicio de intermediación para facilitar que las viviendas de titularidad privada se alquilen a un precio más asequible a las personas que buscan vivienda. Dispone de un sistema gratuito en forma de pólizas de seguros que cubre impagos, posibles desperfectos y asesoría jurídica/fiscal para fomentar la participación de la propiedad de las viviendas en el programa. La contratación de estos seguros es gratuita durante el primer año de vigencia del contrato de alquiler.

ALMA ofrece a las partes un servicio técnico gratuito durante el plazo contractual, que incluye ayuda y orientación en la búsqueda de la vivienda, elaboración y firma del contrato, prestación de garantías para facilitar el acceso a la vivienda en alquiler, asesoramiento legal en materia de arrendamientos urbanos, información personalizada sobre las deducciones fiscales existentes por arrendamiento de vivienda...

Los propietarios de las viviendas, ubicadas en el término municipal de Madrid, tienen que aceptar la renta mensual/anual de alquiler pactada con ALMA (máxima de 1.200 euros al mes). Los pisos deben tener una superficie igual o superior a 25 metros cuadrados, estarán por encima de rasante y serán accesibles, de acuerdo con la legislación vigente.

El potencial arrendado podrá acceder a estas viviendas si puede sufragar un alquiler que no suponga más del 40 por ciento de sus ingresos netos.