Inicio Canarias NC cree que el “varapalo” de la CNMC obliga a revisar en...

NC cree que el “varapalo” de la CNMC obliga a revisar en profundidad el modelo energético de Canarias

218
0
Compartir



El presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, cree que el “varapalo” de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a la central de gas de Granadilla “obliga a revisar en profundidad” el modelo energético de Canarias.  Rodríguez se ratificó en la propuesta de los nacionalistas de izquierdas para iniciar un proceso de transición energética hacia un nuevo modelo basado en las renovables, “impulsado” tras las medidas acordadas con el presidente estatal, Mariano Rajoy, sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017 y el nuevo Régimen Económico y Fiscal (REF) en sus aspectos económicos, en tramitación en el Congreso. Se trata de la puesta en marcha de un plan canario de transición energética, “reforzado” por la eliminación del impuesto al sol, la ampliación del cupo de la potencia de las energías limpias en 300 megavatios y por una “decidida apuesta” por el autoconsumo. Para NC, estas tres medidas, entre otras, y el enorme potencial natural de las islas en materia eólica y fotovoltaica “posibilitará” a Canarias articular un sistema que “avance en la autosuficiencia, reduzca la contaminación y abarate la energía” para los hogares, las empresas y el sector primario. Román Rodríguez incidió además en la posibilidad de crear miles de puestos de trabajo y dotar al principal motor económico de las islas, el turismo, de “otro valor añadido”.

La CNMC ha propinado, según Rodríguez, un “duro golpe” a la regasificadora de Granadilla al cuestionar la viabilidad económica de un proyecto que comenzó a gestarse en 1988 y que se ha quedado obsoleto dado el desarrollo tecnológico, la eficiencia y el abaratamiento de la producción de las renovables. En estos momentos, observó, el coste de producción de un megavatio de energía limpia en las islas es de 80 euros, la mitad de la fósil, que es de 180 euros.

Tras indicar que el citado dictamen no es vinculante pero sí perceptivo para el Ministerio de Economía, Román Rodríguez afirmó que el “varapalo” de la CNMC evidencia que el modelo energético en Canarias tiene que “ser profundamente revisado”, como ya planteó Nueva Canarias, el pasado mes de junio por última vez, con la propuesta de “iniciar un proceso de transición” hacia un nuevo sistema basado en las renovables, “potenciado” con las medidas incluidas en su acuerdo con Rajoy sobre presupuestos y el nuevo REF económico.

Se refería a los “avances” contenidos en el citado acuerdo en el objetivo de eliminar el impuesto al sol, ampliar la potencia de renovables en 300 megavatios y una apuesta por el autoconsumo.

Nueva Canarias, a través de su presidente, se ratifica en la idea de que Canarias “ya dispone de las bases para pasar” del actual modelo “dependiente, contaminante, caro y controlado” por los grandes oligopolios de los combustibles fósiles (petróleo y gas), a otro “más democrático, menos costoso, eficiente y seguro”, centrado en las energías limpias.

El dirigente nacionalista instó al Gobierno de Clavijo a “no empeñarse” en un proyecto “fracasado y a modificar” la estrategia en esta materia. Para Nueva Canarias, Canarias tiene que adaptarse al desarrollo tecnológico y la potencialidad de las renovables para “no convertir” el puerto de Granadilla en lo que derivó el aeropuerto de Castellón.



Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*