Inicio cataluña Pedro Sánchez: «El PSC no hará presidenta a Arrimadas porque es la...

Pedro Sánchez: «El PSC no hará presidenta a Arrimadas porque es la media naranja del PP»

60
0
Compartir

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, adelantó este jueves que el PSC no va a hacer presidente a ningún candidato que "abrace el secesionismo" ni tampoco a Inés Arrimadas, ya que "Ciudadanos es la media naranja del Partido Popular".

Así lo indicó en una entrevista en Los desayunos de TVE, donde explicitó que el PSC no favorecerá ni a los independentistas ni a las posiciones de políticas de derechas, porque lo que quiere es "un Gobierno que defienda la convivencia y la concorida, el autogobierno y que haga políticas de izquierdas".

"No vamos a hacer, por supuesto, presidente a ninguna formación o candidato o candidata que abrece el secesionismo y la quiebra del orden constitucional y estatuario en Cataluña", dijo, y añadió que el PSC es una organización de izquierdas y socialdemócrata y "Cs es la media naranja del PP".

El líder del PSOE indicó que la formación que lidera Albert Rivera está "siguiendo la política territorial del PP" y en los últimos meses ha estado "abrazando todas las tesis del Partido Popular". Por ello, en Los Desayunos de TVE aseveró que en Cataluña el PSC no apoyará un gobierno "de derechas" porque en España ya se ha tenido suficiente derecha como para tener más más derecha ahora mismo en Cataluña y confrontar.

"Lo que estamos pidiendo es tender puertes, abrir espacios de convivencia, y el espacio de la convivencia y la concordia y del autogobierno, no está a la derecha del PP, que es donde se está situando Cs y Albert Rivera". añadió.

Así las cosas, el secretario general del PSOE indicó que su "partido hermano" en Cataluña, el PSC, no respaldará "ni independentistas ni formulaciones de gobierno conservadoras en Cataluña".

El último acuerdo suscrito entre PSOE y PSC y que está en vigor recoge que ambas organizaciones reconocen al Consell Nacional de los socialistas como único ámbito de decisión en relación con la investidura de la Presidencia de la Generalitat. Así mismo, la celebración de acuerdos de gobernabilidad, la política de coaliciones, pactos y alianzas electorales será analizada y consensuada en la comisión de coordinación política PSOE-PSC.

Para el secretario general del PSOE, en Cataluña "hay y ha habido mucha gente" que está sufriendo "las consecuencias" del independentismo por el "abandono" de los servicios sociales, la sanidad, educación y la dependencia. A su juicio, "la pregunta que tienen que hacerse los catalanes es si hoy" están mejor "que hace cinco años en Cataluña" en lo que predomina el debate "identitario y no el debate social". "Tenemos que superar esa dinámica de bloques", ha dicho, en referencia al independentista y unionistas, y ha argumentado que esas posturas no conseguirán desbloquear la situación en Cataluña.

Preguntado por la renuncia de ERC y Junts per Cat a la vía unilateral para lograr la república catalana, Sánchez cree que se trata de "un debate tacticista" porque los dirigentes secesionistas "saben que las acciones unilateralistas no son compartidas por los votantes". "Solo están dando pasos hacia atrás para dar después uno hacia delante", sostiene.

Por último, ha tachado de "error" la estrategia de Podemos en el conflicto catalán "al anteponer la agenda soberanista" a la social en el Ayuntamiento de Barcelona --donde Barcelona En Comú rompió el pacto de gobierno con el PSC--. "El PSOE sí representa esa izquierda de gobierno que representa nuestro país", ha concluido.

MARTA PASCAL (PDeCAT) VE DIFICIL QUE EL ENCAJE DE CATALUÑA PASE POR LA CONSTITUCIÓN

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha indicado hoy que es "difícil" que el "encaje de Cataluña se pueda entender a través de una Constitución española" y ha asegurado que su partido descarta la vía unilateral para lograr la independencia. "No creo que la solución de los catalanes pase por la Constitución española, para nada", ha considerado en declaraciones a la Cadena Ser Pascal, quien considera que a la Carta Magna le "va a costar moverse hasta planteamientos que permitan la independencia en Cataluña".

La política catalana ha defendido la vía de la "bilateralidad", hablar "de tú a tú" con el Gobierno español para avanzar en sus objetivos. Esa opción es compartida de cara a estas elecciones tanto por Junts per Catalunya (PDeCAT) como por Esquerra, tras descartar la vía unilateral. Pascal ha incidido en que su partido no renuncia "para nada al objetivo" de la independencia, aunque ha reconocido que necesitan "más tiempo" y "más gente" para llevar ese proyecto adelante.

A su juicio, la "mejor respuesta" del pueblo catalán en las elecciones del 21 de diciembre es que "el independentismo gane", aunque ha calificado esos comicios de "urnas trampa" por haber sido Rajoy y no Puigdemont quien las convocara. Según Pascal, la única solución para "ofrecer prosperidad" es "tener un estado".

Por su parte, el portavoz parlamentario del PDeCAT, Carles Campuzano, ha calificado de "coherente" que Carles Puigdemont haya renunciado al sueldo que le correspondería como expresidente, pues considera que sigue siendo el presidente "legítimo" de Cataluña. Campuzano ha llamado a esperar a ver cuál es el resultado de las elecciones catalanas del próximo 21 de diciembre, si bien ha mostrado su deseo de que el Parlament reafirme que Puigdemont "es el presidente de la Generalitat".

ERC REIVINDICA AHORA LA "BILATERALIDAD" Y ASEGURA QUE "NUNCA HIZO PROCLAMAS EN FAVOR D ELA UNILATERALIDAD"

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha reivindicado este jueves que el programa electoral de su partido y de JuntsxCat propugnen establecer una relación de bilateralidad con el Estado, para entablar tras los comicios "un diálogo y una negociación" entre la Generalitat y el Gobierno central. Rovira ha manifestado: "Nunca hemos hecho proclamas a favor de ninguna unilateralidad".

Rovira ha pedido el Gobierno central que se comprometa a "aceptar el resultado democrático" de estas elecciones si ganan los independentistas, para luego entablar un diálogo que permita cumplir la voluntad de los catalanes.