Inicio Etiquetas Casa Blanca

Etiqueta: Casa Blanca

Trump llama otra vez «pocahontas» a la senadora demócrata Elisabeth Warren

Donald Trump ha llamado, una vez más, "pocahontas" a la senadora demócrata Elisabeth Warren. Sucedió este lunes durante un encuentro en honor a los veteranos Navajo de la Segunda Guerra Mundial.Cuando el mandatario de Estados Unidos hacía comentarios s...

EEUU publica este jueves los archivos inéditos sobre el asesinato de...

Quedan horas para que se hagan públicos más de 3.000 documentos sobre la muerte de Kennedy. Esta es una de las más polémicas desclasificaciones de los últimos años, pero no la única. Cada año millones de archivos secretos salen a la luz en todo el mund...

«Mark Felt», el lado oculto de «Todos los hombres del presidente»

"Mark Felt" es una cinta basada en la fuente anónima más famosa de EEUU, la denominada "garganta profunda", el ex número dos del FBI que resultó ser el informante en el escándalo del Watergate.

La cinta cuenta la perspectiva política de los mismos acontecimientos que relató "Todos los hombres del presidente" (1976), la célebre película de Alan J. Pakula protagonizada por Robert Redford y Dustin Hoffman, quienes interpretaban a los periodistas del diario The Washington Post que destaparon la corrupción del presidente Richard Nixon.

Las conversaciones de Felt con el periódico resultaron esenciales para destapar la trama de escuchas ilegales promovidas por el gobierno de Nixon contra la oposición demócrata en la campaña electoral de 1972.

Escrita y dirigida por Peter Landesman ("La verdad duele"), el filme narra los hechos desde el punto de vista del FBI y detalla la presión recibida en el organismo por parte de la Casa Blanca, una situación que, según el cineasta, "guarda muchos paralelismos con lo que se está viviendo actualmente en Washington".

"El pulso entre el poder ejecutivo y el FBI, las evidencias sobre la manipulación de las elecciones presidenciales, las acusaciones de la Casa Blanca sobre la veracidad de los medios de comunicación... todo ello hace que sea una película muy oportuna", apuntó el realizador en un encuentro con la prensa en Los Ángeles (California).

Liam Neeson, quien en la cinta encarna a Felt, recalcó por su parte "la relevancia de esta historia para la sociedad actual".

"Felt es un personaje que, en cierto sentido, me recuerda a Edward Snowden (exanalista de la NSA). ¿Es un traidor? ¿Es un héroe? Hay argumentos válidos en ambos casos. Él considera que el público debe saber lo que hace el gobierno, si les espían o no. Pero de lo que no hay duda es de la importancia de la libertad de prensa", apuntó el nominado al Óscar por "La lista de Schindler".

"La libertad de prensa es fundamental para cualquier sociedad. Los medios de comunicación deben poder hacer su trabajo y tienen que mantener a los políticos a raya. Hacerles responsables de sus actos", agregó el irlandés, quien prefirió no ser muy crítico con el actual presidente de EE.UU., Donald Trump.

"En este país existe el derecho a protestar. No voy a atacar a Trump. Hay que darle tiempo y a su gabinete igual. Pero la gente está protestando, especialmente las mujeres, lo cual es genial. Es magnífico ver a Estados Unidos protestar de nuevo. Hacía mucho tiempo que no pasaba", declaró.

"Me gustaría que la gente siguiera saliendo a la calle y se hiciera oír. Creo que es bueno porque hay indicios de injusticias muy legítimas. Como dijo un analista político recientemente: 'No hay fuego sin humo, y tenemos un montón de humo'. Hay que hacer a Trump responsable de sus actos", valoró Neeson.

Landesman, que fue periodista a comienzos de su carrera, siempre sintió una gran atracción por esta historia, la de un hombre anónimo que decidió desenmascarar al presidente de EE.UU. no por ansias de poder ni de protagonismo, sino por respeto a sus principios y a su propia carrera.

La identidad de Felt, uno de los mayores rompecabezas de la historia estadounidense reciente, se mantuvo en secreto durante más de 30 años, hasta que él mismo decidió admitir los hechos en un artículo publicado en Vanity Fair en 2005.

El realizador completó el guion precisamente en ese año basándose en los libros "The FBI Pyramid" y "A G'Man's Life", obras del propio Felt, con quien mantuvo amplias charlas hasta su muerte en 2008.

"Fue un firme creyente en el FBI y en EEUU. Se convirtió en un mártir. Destruyó su carrera para proteger la verdad. Llegó hasta las últimas consecuencias en defensa de su país", indicó.

Felt, tras jubilarse en 1973, fue condenado en 1980 por haber autorizado nueve allanamientos de morada contra miembros del grupo terrorista "Weather Underground" y sus familiares y allegados, aunque posteriormente recibió el indulto del presidente Ronald Reagan.

Su mujer, Audrey, se suicidó con el revolver de Felt tras sufrir depresiones durante varios años, en parte motivadas por el trabajo de su marido.

Rajoy se reúne este martes con Donald Trump en la Casa...

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, visita este martes la Casa Blanca para mantener su primera reunión de trabajo con el presidente de EEUU, Donald Trump, que se centrará en las relaciones bilaterales y en asuntos internacionales como los ensayos nucleares y balísticos de Corea del Norte y la crisis institucional en Venezuela.

La visita de Rajoy a Washington, que se está planeando desde la primera conversación telefónica que mantuvieron ambos, se produce finalmente en vísperas del 1 de octubre, la fecha en la que la Generalitat de Cataluña pretende celebrar un referéndum independentista.

El avión en el que viajaba Rajoy aterrizó este lunes a las 19.10 horas (la 1.10 horas en la España peninsular) en la base aérea de Andrews, según informaron fuentes oficiales. Rajoy se dirigió desde ahí a la Blair House (Casa Blair), donde se alojará la delegación española.

El presidente español se desplazará este martes a las 12.15 horas (hora local) a la Casa Blanca, donde firmará en el libro de honor y mantendrá un encuentro de unos 15 minutos con Trump en el Despacho Oval. Posteriormente, ambos mantendrán un almuerzo de trabajo, tras lo que comparecerán en una rueda de prensa conjunta.

Este domingo, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, aseguró que el secretario de Defensa de Estado Unidos, James Mattis, le transmitió "un mensaje muy claro de apoyo al Estado español y a la defensa de la democracia" durante su encuentro en el XXII Foro España-Estados Unidos del fin de semana.

Con todo, fuentes de Moncloa aseguran que la situación de Cataluña no está en la agenda del encuentro con Trump y que, además, todos los socios internacionales de España tienen desde hace tiempo una posición clara y sin fisuras, en el sentido de que se trata de un asunto interno de España que debe tratarse con respeto a la ley y al marco constitucional español.

UN TRATO EXCELENTE, SEGÚN MONCLOA

Y además, destacan que esta visita es muy importante en sí misma, por la envergadura de las relaciones bilaterales, así que trasciende con mucho la coyuntura actual en España. En Moncloa consideran "excelente" el trato que el Gobierno de EEUU va a dar a la delegación española: alojamiento en Blair House, la residencia oficial de los invitados del presidente; firma en el libro de honor, reunión en el despacho oval, almuerzo de trabajo y posteriormente rueda de prensa conjunta de los dos mandatarios.

A diferencia de lo que es habitual en visitas de este tipo, en esta ocasión Rajoy viaja a Washington solo para reunirse con Trump en la Casa Blanca, no tiene nada más en agenda y estará de vuelta en Madrid el miércoles.

La prioridad de la cita son las relaciones bilaterales, políticas, económicas, comerciales y de defensa. Rajoy ya visitó la Casa Blanca en enero de 2014 para reunirse con Barack Obama, pero en el Gobierno destacan que, mientras entonces España estaba iniciando su salida de una grave recesión, ahora la economía crece a tasa superiores al 3 por ciento.

Junto al crecimiento económico, el Gobierno español se presenta en Washington con el 'activo' de una relación bilateral en materia de Defensa que es muy valorada en Washington y que incluye la cesión del uso de las bases de Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla). España, como todos los miembros de la OTAN, mantiene el compromiso de elevar hasta el 2 por ciento del PIB el gasto en defensa en el horizonte de 2024, una petición en la que ha insistido mucho el Gobierno norteamericano.

ESCENARIO INTERNACIONAL

Junto a las relaciones bilaterales, Trump y Rajoy tendrán ocasión de abordar el escenario internacional, empezando por las pruebas nucleares y balísticas de Corea del Norte. En este asunto, señalan las fuentes, España y Estados Unidos están completamente de acuerdo. La posición española la reiteró el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, la semana pasada en la ONU. Dastis calificó los ensayos como "una de las principales amenazas para la paz internacional" y pidió a Pyongyang "que abandone una senda que lleva sin remedio al aislamiento político y económico del país" y abran "el camino a negociaciones" para la desnuclearización de la península.

Otro asunto de interés común, y donde el Gobierno español es muy activo, es Venezuela. Dastis volvió a pedir al Gobierno de Nicolás Maduro que, "en el marco de los esfuerzos regionales", lleve a cabo "un verdadero diálogo con la oposición" que respete su marco constitucional, la separación de poderes y los derechos humanos, y que lleve a la liberación de todos los presos políticos, a elecciones libres y al fin de la crisis humanitaria.

Los dos países son también firmes aliados en la lucha contra el yihadismo y España forma parte de la coalición contra DAESH en Irak. La última vez que Rajoy y Trump hablaron por teléfono, el pasado agosto, fue cuando el mandatario estadounidense transmitió sus condolencias por los atentados de Barcelona y Cambrils.

Ambos habían hablado también tras la victoria de Trump en noviembre de 2016 y, posteriormente, en febrero, cuando ya había tomado posesión. Además, se vieron brevemente en dos cumbres internacionales: en la reunión de líderes de la OTAN en mayo y en la del G20 en julio en Hamburgo (Alemania).

Un terremoto de 3,4 grados sacude Corea del Norte

Un terremoto de 3,4 grados en la escala de Richter sacudió hoy la región nororiental de Corea del Norte, informó la agencia meteorológica surcoreana, que ha estimado inicialmente que se trataría de un temblor natural no provocado por una nueva prueba nuclear.

El seísmo, registrado a las 17.09 hora local de Corea del Norte (8.29 GMT), se ha detectado en el condado de Kilju, donde se encuentra la base nuclear norcoreana en la que el régimen de Kim Jong-un realizó el pasado 3 de septiembre su sexta prueba atómica.

Según el Centro Nacional de Terremotos de China (CENC), el temblor podría haber sido causado por una prueba nuclear del régimen de Pyongyang, dada la proximidad del epicentro con el centro de pruebas atómicas de Punggye-ri.

Un portavoz del Gobierno de Seúl indicó a Efe que las instituciones surcoreanas "aún mantienen que se trata de un terremoto de origen natural, aunque los analistas se encuentran todavía analizando la situación".

El Gobierno de Japón, por su parte, no ha convocado por el momento ninguna reunión de urgencia a raíz de lo sucedido, informó la agencia Kyodo.

Corea del Norte detonó el pasado 3 de septiembre un dispositivo con una potencia estimada por los analistas en unos 250 kilotones, una acción que le valió la aprobación de una nueva ronda de sanciones por parte de la ONU que por primera vez restringe las vitales exportaciones de crudo al hermético país.

Los continuos ensayos armamentísticos de Corea del Norte y la dura retórica empleada por Washington tras la llegada en enero de Donald Trump a la Casa Blanca han disparado este año la tensión en la región hasta niveles inéditos.

El temblor de tierra tiene un epicentro similar al ocurrido el pasado 3 de septiembre, por lo que podría haber sido causado también por una prueba nuclear del régimen de Pyongyang, informó la agencia estatal Xinhua.

Dimite el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dimitió de su cargo por discrepancias con el presidente Donald Trump, lo que agudiza la crisis del Gobierno de Estados Unidos, confirmaron hoy varios medios de prensa locales. Según estas informaciones, el secretario de prensa de la Casa Blanca presentó su dimisión al magnate después de que este nombrara al empresario neoyorquino Anthony Scaramucci como director de comunicaciones, una medida sobre la que Spicer le había expresado su profundo desacuerdo, segun informa la agencia EFE.

Trump ofreció el puesto a Scaramucci y pidió a Spicer que se quedara en su equipo, pero el hasta ahora portavoz de la Casa Blanca le insistió en que consideraba su decisión un "grave error", según una persona con conocimiento directo del intercambio que cita The New York Times.

El Gobierno de Donald Trump atraviesa serios problemas con la prensa, ya que además de los enfrentamientos directos que ha protagonizado, ha hecho pública en varias ocasiones su disconformidad sobre cómo la Casa Blanca gestiona su relación con los periodistas.

A finales de mayo, Trump amenazó con poner fin a las ruedas de prensa del Ejecutivo, algo que no se ha materializado, aunque sí ha reducido considerablemente el número de encuentros de sus portavoces con la prensa, que ahora en su mayoría tienen lugar sin presencia de cámaras.

Desde una Casa Blanca que ha llegado a argumentar que defiende "hechos alternativos" a los de la prensa, Spicer se ha quejado una y otra vez sobre la cobertura "negativa" y "desmoralizante" que, a su juicio, la mayoría de los medios generalistas hacen sobre Trump.

Tras meses de rumores sobre su posible salida del cargo, Spicer llegó a entrevistar a candidatos para sustituirle en la tarea de dar conferencias de prensa, aunque su objetivo era ocupar un puesto de mayor rango, relacionado con la estrategia comunicativa de la Casa Blanca, según múltiples informes de prensa.

Ante esos rumores, es posible que las aspiraciones de Spicer fueran precisamente ocupar el puesto que hoy el magnate le ofreció a Scaramucci, un cargo cuyas funciones estaba ejecutando el exportavoz de forma interina desde que Mike Dubke renunciara al puesto hace dos meses.

Trump cumple seis meses en la Casa Blanca con la valoración...

Donald Trump cumple seis meses en la Casa Blanca con la valoración más baja de un presidente de Estados Unidos desde que se hacen encuestas, sin haber logrado una victoria legislativa y cercado por la trama rusa. Su mandato sigue rodeado de polémica y aunque en el contexto internacional no le va tan mal, dentro de su país se enfrenta a los rechazos de sus principales medidas, como la derogación del sistema de salud de su predecesor, Barack Obama.

Y sus actuaciones siguen generando polémica. Este mismo jueves el fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions, ha asegurado que tiene intención de continuar en su puesto "siempre y cuando sea apropiado" y a pesar de las criticas del presidente, Donald Trump, quien ayer le recriminó su decisión de apartarse de la investigación rusa."Tengo el honor de servir como fiscal general. Es algo que va más allá de cualquier idea que hubiera tenido para mí mismo. Nos encanta este trabajo, amamos este departamento y pienso seguir ejerciéndolo siempre y cuando sea apropiado", dijo hoy Sessions en una rueda de prensa para desvelar una operación policial.

El titular de Justicia respondió así a las criticas que profirió contra él Trump, quien ayer en una entrevista con The New York Times aseguró que, de haber sabido que Sessions iba a apartarse de la investigación sobre los vínculos de su campaña con Rusia, no lo habría elegido para el puesto."Francamente, creo que es muy injusto para el presidente, y ése es un término suave", afirmó Trump sobre esa decisión de Sessions de apartarse de la investigación. "¿Por qué asumes una labor y luego declinas hacerlo?", añadió.

En marzo, Sessions decidió apartarse de la investigación rusa después de que saliera a la luz que había tenido dos encuentros con el embajador ruso en Estados Unidos, Sergey Kislyak, durante la campaña presidencial, periodo en el que el titular de Justicia se convirtió en uno de los asesores más cercanos a Trump, según informa EFE. Sessions no reveló esos encuentros durante su audiencia de confirmación en el cargo en el Senado y esa fue la razón por la que tuvo que apartarse de la investigación rusa.

Frente a la insistencia de la prensa, Sessions se limitó a decir que el Departamento de Justicia continuará "cada día trabajando duro para servir a los intereses de la nación" y seguirá esforzándose para sacar adelante las prioridades de Trump, que ha abogado por recuperar políticas de mano dura en el sistema judicial. "Confío plenamente en que seguiremos dirigiendo este departamento de manera efectiva", subrayó Sessions.

La investigación sobre Rusia se encuentra ahora en manos del fiscal especial Robert Mueller, director del FBI entre 2001 y 2013. Mueller está tratando de averiguar si la campaña del ahora presidente Donald Trump se coordinó con el Kremlin para influir en el resultado de las elecciones de 2016.

LO QUE HABLARON PUTIN Y TRUMP

El Kremlin ha negado negó que el presidente ruso, Vladímir Putin, y el estadounidense, Donald Trump, tuvieran un encuentro "secreto" en la reciente cumbre del G20 y confirmó que en su conversación durante la cena de líderes hablaron de las "adopciones" de niños rusos por ciudadanos de EEUU. "Solo puedo confirmar que este tema de verdad se debatió, no puedo decir nada más", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitro Peskov, preguntado por los periodistas acerca de si Putin y Trump habían hablado de ese asunto.

Peskov aseguró que no hubo ninguna reunión "secreta" de los presidentes en Hamburgo durante esa cumbre del G20, el pasado 7 de julio, a parte del primer cara a cara que ambos mantuvieron ese día.

Según dijo ayer Trump en una entrevista al New York Times, es cierto que habló con su colega ruso durante unos 15 minutos durante la cena del G20, pero señaló que la conversación consistió "más que nada en cumplidos". También afirmó que habían discutido sobre las adopciones de niños rusos por parte de ciudadanos de EEUU, según informa EFE.

Rusia prohibió que los estadounidenses adopten niños rusos en respuesta a la Ley Magnitski, aprobada por el Congreso de EEUU en 2012 y que permite a Washington imponer sanciones a ciudadanos rusos considerados responsables de violaciones de derechos humanos. Según el hijo mayor de Trump, Donald Trump Jr., ese fue el asunto del que habló con la abogada rusa Natalia Veselnítskaya en la polémica reunión de junio de 2016, en la que supuestamente esperaba recibir información perjudicial para la entonces candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton.

Trump sorprende y descansa por primera vez en el «rústico» Camp...

El presidente estadounidense, Donald Trump, rompió su rutina de pasar el fin de semana en uno de sus clubes de golf o propiedades, y...

Rachel L. Mellon, la multimillonaria discreta y clienta fiel de Balenciaga

Rachel L. Mellon fue una multimillonaria estadounidense, coleccionista de arte y filántropa. Desde que conoció a Cristóbal Balenciaga, vestía día y noche sus diseños, que legó al museo dedicado al modisto en Guetaria y parte de los cuales se exhiben ahora en una exposición en la localidad guipuzcoana. La relación de Bunny Mellon con la casa Balenciaga de París se inició en 1956 y concluyó en 1968, cuando el maestro cerró su negocio y la acompañó a los talleres de Hubert de Givenchy para que éste tomara el relevo. El modisto francés, presidente fundador de la Fundación Balenciaga, ha dirigido la organización de esta muestra, que, bajo el título "Collecting Elegance. Rachel L. Mellon's Legacy", permanecerá abierta hasta el 25 de enero de 2018.

Givenchy ha recorrido este mediodía las cinco salas en las que se exponen 97 piezas de indumentaria de las 660 que posee el museo de la señora Mellon, que en sus doce años de fidelidad al modisto vasco gastó en la casa Balenciaga 614.310 dólares.

La exactitud de las cifras tiene una explicación, y es que esta clienta guardó cada una de las facturas de los vestidos y complementos que adquirió en Balenciaga, algunas de las cuales están también expuestas junto a bocetos, correspondencia, fotografías y objetos personales, que fueron donados al museo a principios del pasado año por la Gerard Lambert Foundation.

Los vestidos llegaron al museo en 2014, unos meses después de la muerte de Mellon, nacida en 1910 y heredera de una considerable fortuna como nieta del inventor del Listerine e hija del presidente de Gillette.

Nacida como Rachel Lowe Lambert y casada en segundas nupcias con Paul Mellon, uno de los hombres más ricos del mundo, Bunny, como se la conocía, huyó siempre de los focos y se empleó en cultivar sus pasiones: el arte, del que atesoró una importantísima colección, y la jardinería, una actividad que desarrolló de forma autodidacta y en la que destacó por méritos propios.

Obtuvo, por ello, dos distinciones, la Croix D'Officier des Arts et des Letres por contribuir a la restauración del "potager du Rois" en Versalles, y el Conservation Service Award en 1966 por rediseñar el jardín Kennedy de la Casa Blanca.

Esta mujer, que solo concedió dos entrevistas en su vida, una a The New York Times y otra a Vanity Fair, había creado antes el Jardín de Rosas que bordea el Despacho Oval y el ala Oeste de la Casa Blanca, por encargo de sus entonces moradores, los Kennedy, que fueron parte del círculo que discretamente frecuentó, en el que también participaron Isabel II de Inglaterra y su hijo Carlos y lady Diana.

Igor Uria, comisario asociado de la exposición junto a Eloy Martínez de la Pera, decía hoy que Mellon fue "una de las mayores influencias en el estilo de Jackie Kennedy".

En unas de las pocas fotografías públicas que le hicieron, aparece junto a la esposa del presidente estadounidense abandonando la casa de Martin Luther King tras visitar a la viuda del líder de los derechos civiles después de su asesinato.

En la imagen, Mellon viste un abrigo de sarga azul marino con tablón de cuatro pliegues en la espalda, que es una de las joyas de la exposición, para la que se han seleccionado, cómo no, varios conjuntos de jardinería, y en la que se puede ver un abrigo negro de cóctel que figura en la primera factura que la millonaria pagó a Balenciaga.

La lealtad al modisto guipuzcoano pasó también por dormir con pijamas Balenciaga y lucir en casa "deshabillés", algunos tan espectaculares que bien podrían pasar por vestidos de noche. De estos últimos adquirió también una buena variedad, como un conjunto adornado con hojas de parra en organza de seda negra perteneciente a la última colección del maestro.

"Son piezas que siguen teniendo, detrás de su simplicidad, una enorme modernidad. Podrían llevarse hoy", ha asegurado Givenchy, cuyos diseños para el nuevo uniforme de las cantoras del Orfeón Donostiarra se han estrenado hoy en el recital que el coro ha ofrecido en el acto inaugural de la exposición.