Inicio Etiquetas El Papa Francisco

Etiqueta: El Papa Francisco

Ginés García Beltrán es el nuevo obispo de Getafe

Ginés García Beltrán se convertirá en el tercer obispo de la historia de la Diócesis de Getafe, tomando el testigo de López de Andújar, que ocupaba el cargo desde diciembre de 2004, tras la repentina muerte del primer pastor diocesano, Francisco José P...

El Papa Francisco canonizará el domingo al escolapio español Faustino Míguez

El escolapio español Faustino Míguez, que fundó en 1885 el Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, dedicado a la evangelización a través de la educación y la promoción de la mujer, será canonizado el próximo domingo 15 de octubre en Roma por el Papa Francisco.

La superiora general del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, Sacramento Calderón, destaca del futuro santo su "fe inquebrantable" y su dedicación a los niños y jóvenes, así como a las mujeres "a quienes miró con la dignidad que tienen y que a veces la sociedad les arrebataba".

Su subida a los altares coincide con la celebración este año del 400 aniversario de la fundación de la Orden de las Escuelas Pías.

San Faustino será inscrito en el Libro de los Santos de la Iglesia como el número 884 de los proclamados durante el Pontificado del Papa Francisco.

El milagro aprobado por el Vaticano que permitirá la subida a los altares del padre Faustino es la curación de la chilena Verónica Stoberg, que despertó de un coma de tres meses.

Stoberg ha explicado que durante el coma escuchaba a su marido y a los médicos y que sintió "dolor físico y miedo" y ha afirmado que su cura "no tiene explicación". Así lo ha indicado en rueda de prensa este miércoles 11 de octubre en la Casa General de las Religiosas Calasancias, en Madrid.

El 10 de septiembre de 2003, Stoberg, que se encontraba embarazada de su cuarto hijo, comenzó a encontrarse mal e ingresó en el hospital con tensión alta lo que provocó que le explotara el hígado. A través de una cesárea, los médicos salvaron al niño pero la madre quedó en estado de coma.

Al enterarse de la noticia, las religiosas del Colegio Divina Pastora en la Florida (Chile), donde estudiaban sus hijas y donde ella impartía catequesis, comenzaron una cadena de oración impulsada por la madre Patricia Olivera.

"Lo que yo viví fueron como luchas de dolor físico, miedo, inquietud, y recuerdo que en algún momento de desesperanza quería descansar y partir al otro lado, pero siempre sentía la presencia de mi esposo, que me daba la mano", ha relatado.

LA RELIQUIA DEL FUTURO SANTO

También sentía, según ha recordado, la presencia de la madre Patricia Olivera. "La sentía rezar y que me ponía algo en el pecho que me quemaba, que me daba una energía fuerte", ha explicado. Cuando despertó del coma, le contaron que lo que sentía en el pecho era una reliquia del padre Faustino que la religiosa le colocaba cuando la visitaba.

Igualmente, recuerda el momento en el que llegó al hospital, después de haber perdido la conciencia, cuando le practicaron una cesárea de urgencia para salvar al bebé; y cuenta que en ningún momento tuvo miedo a morir: "Me atraía el otro lado, era algo de una quietud enorme".

Un día los médicos comunicaron a la familia de Stoberg que iban a desconectarla. Su marido y sus hijos se dirigieron entonces a la capilla del Colegio para rezar al padre Faustino. Cuando regresaron al hospital, el nivel de coagulación de la paciente había aumentado lo necesario para poder intervenirla. "Los médicos no hicieron nada para que subiera ese nivel, no hay explicación", ha asegurado Stoberg, que ahora se siente "un instrumento del Señor".

En la canonización estarán presentes Verónica Stoberg y su familia junto a la superiora general del Instituto, que podrán acercarse a saludar al Papa Francisco.

Además, según ha precisado Calderón, está previsto que acuda una delegación de la diócesis de Orense, ya que el santo es orensano; autoridades civiles encabezadas por el presidente de la Diputación de Orense, Manuel Baltar; y la Real Banda de Gaitas de la Diputación, que tocará durante la ceremonia.

El Papa Francisco viaja a Colombia con un mensaje de paz...

El Papa viaja este miércoles 6 de septiembre a Colombia, donde permanecerá hasta el próximo 10 de septiembre, con un mensaje claro de paz y reconciliación con el que persigue dar un impulso al proceso de pacificación en el país tras más de cincuenta años de conflicto, si bien no está previsto que se reúna con guerrilleros o representantes de la oposición. El Papa estará acompañado, entre otros, por el cardenal y arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro.

"No hay un encuentro organizado por el Papa con los obispos venezolanos y no hay otros encuentros con FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, ya desarmadas), con ELN (Ejército de Liberación Nacional, último grupo armado activo) u otros grupos opositores", especificó el pasado viernes el portavoz oficial del Vaticano, Greg Burke.

En este sentido, el Vaticano destacó que, si bien durante la visita del pontífice, "la paz" será uno de los ejes que enmarque las distintas etapas, el objetivo principal es que "el Santo Padre va a anunciar el Evangelio".

VISITARÁ CUATRO CIUDADES COLOMBIANAS

De esta forma, en su quinto viaje a América Latina, el tercero a Sudamérica, está previsto que el Papa argentino plante un árbol como símbolo de "reconciliación" y habrá "más de una referencia a la paz", pero no tendrá un carácter eminentemente político.

Cada visita a las cuatro ciudades de Colombia -Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena de Indias- estará estructurada en torno a un eje central bien diferenciado: el día 7 de septiembre, en Bogotá, 'Artesanos de paz, promotores de la vida'; el día 9, in Villavicencio, 'Reconciliación, con Dios, con los colombianos y con la naturaleza'; en Medellín, 'La vida cristiana como discipulado'. Y el último día, en Cartagena, 'La dignidad de la persona y derechos humanos'.

Burke puso de relieve que la Iglesia de Colombia es muy importante con 13 archidiócesis y 52 diócesis, y que además tiene en su territorio la sede del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), por lo que su presencia tendrá también influencia en el ámbito regional. Además, se prevé que unos 700.000 fieles se concentren en las calles de Bogotá durante los desplazamientos del Pontífice.

El Papa Francisco suplica a Dios liberar al mundo del terrorismo

El Papa Francisco, tras rezar la oración mariana del Angelus, ha vuelto a exaltar su oración por las víctimas del terrorismo. "En nuestros corazones llevamos el dolor por los actos terroristas que, en los últimos días, han causado numerosas víctimas, en Burkina Faso, en España y en Finlandia", ha manifestado y ha pedido suplicar a Dios para que "libere al mundo de esta deshumana violencia".

"Rezamos por todos los difuntos, por los heridos y por sus familiares; y suplicamos al Señor, Dios de la misericordia y de la paz, de liberar al mundo de esta deshumana violencia. Rezamos juntos, en silencio y después a la Virgen", ha orado el Pontífice.

Durante el Angelus ha pedido a la Virgen María "una fe fuerte como la de la mujer cananea" para que los fieles "sigan su ejemplo en los momentos difíciles".

El Papa ha señalado que es un singular ejemplo de fe perseverante en Jesús que "una extranjera respecto a los judíos implore al maestro por su hija y no se desanime ni siquiera ante su rechazo inicial".

"La fuerza interior de esta mujer, que permite superar cada obstáculo, va buscada en su amor maternal y en la confianza en que Jesús puede atender su pedido. Y esto me hace pensar en la fuerza de las mujeres. Con su fortaleza son capaces de obtener cosas grandes, `hemos conocido muchas! Podemos decir que es el amor que mueve la fe y la fe, por su parte, se convierte en el premio del amor", ha afirmado.

Francisco ha explicado que el Señor "no se gira hacia otra parte, no es insensible a los pedidos de ayuda, es para poner a prueba y fortalecer la fe".

"Nosotros debemos seguir gritando como esta mujer: '`Señor, ayúdame! `Señor, ayúdame!' Así, con perseverancia y valentía. Es éste el coraje que se necesita en la oración", ha apostillado.

El Papa ha invitado a confiar en el Espíritu Santo para que "ayude a todos a perseverar en la fe", ya que él es quien "infunde audacia en los corazones de los creyentes y anima a vencer la incredulidad hacia Dios y la indiferencia hacia nuestros hermanos".

El Papa canoniza en Fátima a los pastorcitos Francisco y...

El Papa Francisco ha canonizado en la explanada del santuario de Fátima a dos de los tres videntes de las apariciones, Francisco y Jacinta Marto, a las 11.26 horas (hora española), ante una multitud de cientos de miles de personas que llenaban el recinto del santuario y se desbordaban por las calles adyacentes.

"Declaramos y definimos como santos a Francisco y Jacinta Marto", ha proclamado el Pontífice.

El obispo de Leiría Fátima, monseñor Antonio Marto, ha presentado la biografía de Francisco y Jacinta, en el inicio de la Misa de canonización, tras la cual el Papa ha pronunciado la fórmula de canonización por la cual los videntes de Fátima son proclamados santos.

En la ceremonia estaba presente el pequeño Lucas, que sufrió una caída y un traumatismo craneal, cuya vida fue desahuciada por los médicos y que curó inexplicablemente, por intercesión de Francisco y Jacinta, y cuya curación ha servido para la aprobación de la canonización de los pastores.

Durante la procesión que abrió la ceremonia, las reliquias de Francisco y Jacinta, que murieron con 9 y 10 años, se colocaron junto al altar con la imagen de la Virgen.

Los relicarios con forma de ampolla de cristal contenían un mechón de pelo de Jacinta y un fragmento de hueso de la costilla de Francisco y fueron colocados en el altar por Angela Coelho, la postuladora de la causa de la canonización, y por Pedro Valinho, asesor de la postulación y actual director del Servicio de Peregrinos del Santuario.

Francisco y Jacinta se convierten así en los primeros niños santos por obrar un milagro y no por ser considerados "mártires".

El milagro por su intercesión que fue aprobado para poder ser santos es la curación del niño brasileño, Luca Baptista, que sufrió una grave lesión cerebral al caer por una ventana en marzo de 2013, cuando tenía 5 años.

Sus padres, João Baptista y Lucila Yuri, procedentes del municipio de Juranda, en el estado de Paraná, rezaron a los pastorcillos de Fátima y el niño se recuperó de una "manera inexplicable para la ciencia".

Hoy esta familia llevará las ofrendas en la misa que celebrará Francisco en Fátima.

Al final de la misa, las dos reliquias dejarán el altar siguiendo la procesión con la imagen de Fátima hasta la capilla de las apariciones, donde quedarán expuestas durante todo el día.

Después regresarán a la "Casa de las Candeias", donde se encuentran habitualmente, mientras que los cuerpos de Francisco y Jacinta están enterrados en la basílica de Nuestra Señora Del Rosario de Fátima.

Francisco Martos nació el 11 de junio de 1908 y su hermana Jacinta, el 5 de marzo de 1910, eran dos de los siete hijos del matrimonio de Manuel Pedro Marto y Olímpia de Jesús.

Entre mayo y octubre de 1917, presenciaron, junto a su prima Lucia Dos Santos, las apariciones de la Virgen en Cova de Iría.

Francisco, con "un estilo de vida caracterizado por la adoración y contemplación" -según ha subrayado el obispo de Leiría al leer su biografía- falleció el 4 de abril de 1918, víctima de una epidemia bronconeumónica, a los 9 años.

Su hermana, "caracterizada por la entrega generosa de sí", en palabras del obispo de Leiría, falleció el 20 de febrero de 1920, víctima también de la misma epidemia, a los 9 años. Sus restos mortales reposan en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, en Fátima.

ESPERANZA Y PAZ PARA LA HUMANIDAD

Por su parte, el papa Francisco suplicó hoy a la Virgen de Fátima que conceda la "esperanza y la paz" que necesita toda la humanidad, durante la homilía que pronunció en el santuario portugués donde acudió para celebrar el centenario de las apariciones marianas.

En esta ceremonia, el papa también proclamó santos a los dos niños pastores, Jacinta y Francisco, que junto con su prima Lucía fueron testigos de las apariciones.

"Gracias por haberme acompañado. No podía dejar de venir aquí para venerar a la Virgen Madre, y para confiarle a sus hijos e hijas", afirmó Francisco ante los cientos de miles de personas que se congregaron en la explanada del santuario.

Y agregó: "Bajo su manto, no se pierden; de sus brazos vendrá la esperanza y la paz que necesitan y que yo suplico para todos mis hermanos en el bautismo y en la humanidad, en particular para los enfermos y los discapacitados, los encarcelados y los desocupados, los pobres y los abandonados".

También exhortó a una "movilización general contra esa indiferencia que nos enfría el corazón y agrava nuestra miopía".

"No queremos ser una esperanza abortada. La vida sólo puede sobrevivir gracias a la generosidad de otra vida", subrayó.

Al hablar de las apariciones de las que se cumplen hoy 13 de mayo cien años, el papa argentino explicó que la Virgen "no vino aquí para que nosotros la viéramos: para esto tendremos toda la eternidad, a condición de que vayamos al cielo, por supuesto".

Según Jorge Bergoglio, aunque "advirtiéndonos sobre el peligro del infierno al que nos lleva una vida -a menudo propuesta e impuesta- sin Dios y que profana a Dios", lo que hizo con sus apariciones es "recordarnos la Luz de Dios".

"Queridos Peregrinos, tenemos una Madre. Aferrándonos a ella como hijos, vivamos de la esperanza que se apoya en Jesús", agregó.

Describió a la Virgen como "un ancla" donde fijar "nuestra esperanza en esa humanidad colocada en el cielo a la derecha del Padre".

"Que esta esperanza sea el impulso de nuestra vida. Una esperanza que nos sostenga siempre, hasta el último suspiro".

El papa también citó en su homilía a los ya santos "san Francisco y santa Jacinta Marto, a quienes la Virgen María introdujo en el mar inmenso de la Luz de Dios, para que lo adoraran".

"De ahí recibían ellos la fuerza para superar las contrariedades y los sufrimientos", dijo.