Inicio Salud La cirugía bariátrica permite corregir el 80% de los casos de obesidad...

La cirugía bariátrica permite corregir el 80% de los casos de obesidad mórbida

252
0
Compartir



Lunes, 20 de marzo de 2017. La cirugía bariátrica se perfila como una alternativa para hacer frente a la obesidad en aquellos casos en los que fracasan otros tratamientos médicos y dietéticos, al mismo tiempo que permite corregir esta patología en el 80% de los casos de obesidad mórbida, afirma la cirujana de Hospital Parque Lucrecia Rodríguez Ballester.

 

Señala que esta técnica permite mejorar la calidad de vida de los pacientes obesos que en las islas representan el 20% de la población. No obstante,  insiste en que no se pueda aplicar a todos los pacientes sino que está indicado en aquellas personal cuyo Índice de Masa Corporal sea igual o mayor a 40 Kg/m2 o mayor o igual a 35 asociado a comorbilidad, con edades entre los 15 y los 55 años, sin enfermedades endocrinas que justifiquen la obesidad, con un estado psicológico adecuado y que no hayan obtenido resultados con otros tratamientos.

 

Rodríguez Ballester explica que Hospital Parque, a través de su Unidad de Obesidad y Sobrepeso, ofrece un tratamiento integral del paciente, con aparataje de última generación y un equipo multidisciplinar, formado por un endocrino, un nutricionista, un médico interno, un preparador físico, un preparador psicológico y un cirujano. Todo ellos actúan en base a protocolos muy estudiados con tratamientos personalizados y un seguimiento que ayuda al paciente a bajar de peso.

 

La obesidad es una enfermedad crónica, que se sucede como consecuencia del desarrollo del modelo económico. Es por ello que cobran mayor importancia la existencia de determinados tratamientos que ayuden a bajar de peso y a corregir las enfermedades asociadas a esta patología.

 

En estos momentos, Hospital Parque lleva a cabo dos tipos de cirugía bariátrica. La primera de ellas es la restrictiva, con la que se crea un mecanismo de saciedad que se genera por estímulos hormonales y que hacen que el paciente coma menos. Para ello se recurre a la gastectomía tubular, centrada en dejar un cilindro de estómago con poca capacidad.

 

Otra de las alternativas se centra en la cirugía mixta, que combina una parte de restricción con otra de malabsorción. El paciente se somete a un by pass gástrico que permite dejar un reservorio de estómago y dejar una parte del mismo sin absorber.

 

Estos tratamientos, según Lucrecia Rodríguez, tienen como objetivo mejorar la calidad de vida y prevenir y controlar la comorbilidad asociada, a través de una pérdida ponderal adecuada y mantenida. Esto favorece que, además de perder peso, se corrijan las enfermedades asociadas a la obesidad, entre las que se encuentran las cardiovasculares, la hipertensión arterial y la diabetes.

 

Por otro lado, afirma que estos tratamientos exigen además un compromiso por parte del paciente para seguir las pautas indicadas. En este sentido, apunta que el tratamiento no acaba con la cirugía, sino que se lleva un seguimiento tanto antes como después de la operación de aprendizaje de educación nutricional, así como un seguimiento posterior.

 



Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*