Inicio Etiquetas Bruno Hern

Etiqueta: Bruno Hern

La novia del descuartizador de Majadahonda dice que está enfermo

Continúa el juicio a Bruno Hernández, conocido como el presunto descuartizador de Majadahonda (Madrid), acusado de matar a su tía y una inquilina, cuyos restos mortales aún no han sido localizados.

La novia de Bruno Hernández, que ha hablado para Telemadrid, defiende la inocencia del presunto descuartizador de Majadahonda, al que califica de enfermo. Ha sido tras testificar en la Audiencia Provincial donde prosigue el juicio contra el acusado de matar y descuartizar a su tía y a una inquilina.

LO NIEGA TODO

Este martes, en la segunda sesión del juicio, el presunto descuartizador de Majadahonda ha negado en el juicio haber matado a su tía y su inquilina, de quienes no recuerda nada de ellas, y ha ofrecido un surrealista relato al margen de los hechos basado en su pertenencia a una hermandad secreta junto a importantes líderes mundiales.

La declaración de Bruno H.V., diagnosticado con esquizofrenia paranoide, ha protagonizado la segunda sesión de la vista que se celebra en la Audiencia Provincial por las muertes de su tía en 2010 y su inquilina en 2015, cuyos cadáveres se cree que fueron triturados por una picadora y aún no han aparecido en el vertedero de Pinto, donde la Guardia Civil busca desde hace dos años.

Han sido apenas 35 minutos de un delirante interrogatorio en el que Bruno, para quien la Fiscalía pide 30 años de internamiento, ha respondido a todas las partes aunque sin aportar nada puesto que la práctica totalidad de sus respuestas han sido un "no recuerdo".

No recuerda la relación con su tía, ni cuando la vio por última vez, no sabe quien era su inquilina ("¿Me puede decir quien es Adriana?", ha llegado a decir), ni que creara una empresa para apropiarse del dinero de su tía tras su desaparición ni las notas que escribió al trabajo de la segunda víctima para hacerse pasar por ella una vez muerta. No es que no sepa, es que no recuerda.

Pero su memoria no le ha fallado cuando le han preguntado sobre si mató a su tía Liria y a su inquilina Adriana. "No he matado a nadie, no he hecho nada ilegal, no he cometido ningún delito, lo único que se es que estoy fuertemente medicado y que me interesa la E y la R (una ficticia sociedad secreta a la que dice pertenecer)", ha dicho el acusado.

El lunes comienza el juicio al presunto descuartizador de Majadahonda

La Audiencia Provincial de Madrid juzga a partir del lunes a Bruno Hernández, conocido como el presunto descuartizador de Majadahonda, acusado de matar a su tía y una inquilina, cuyos restos mortales aún no han sido localizados, pues supuestamente se deshizo de los cuerpos en una picadora industrial.

Así consta en el escrito del Ministerio Fiscal que solicita 30 años de internamiento al aplicarle una eximente "incompleta por enajenación mental" ya que padece esquizofrenia paranoide, un trastorno que "distorsiona el enfoque adecuado de la realidad".

SEGÚN EL ESCRITO EL ACUSADO MATÓ A SU TÍA

De ahí que la Fiscalía pida que el acusado cumpla su condena -está acusado de dos delitos de homicidio, un delito continuado de falsedad documental y otro de tenencia ilícita de armas que suman 26 años de prisión- en un centro especializado para someterle a tratamiento.

Según señala el escrito del fiscal, el acusado mató a su tía Liria en 2010, troceó su cuerpo y lo destruyó en una máquina picadora industrial que tenía en el sótano de la vivienda donde residía su familiar.

Meses después del homicidio, Bruno Hernández falsificó un documento por el cual supuestamente su tía le cedía su vivienda de Majadahonda durante 15 años por 18.000 euros.

Una casa en la que vivía como inquilina en 2015 Adriana Giogiosa, de 54 años y nacionalidad argentina. El acusado presuntamente la asesinó el 1 de abril de ese año siguiendo el mismo modus operandi que con su tía.

Para creer que aún seguía viva, simuló que se había ido de viaje e introdujo una carta mecanografiada bajo la puerta del establecimiento de comida rápida donde trabajaba en la que se despedía repentinamente.

Con el mismo propósito envió mensajes desde del móvil de la víctima a sus allegados para comunicarles que estaba de viaje en Barcelona y que posteriormente tenía pensado ir a Europa. Sin embargo, uno de los hermanos de la mujer denunció su desaparición.

Al acusado, detenido días después, se le incautó el pasaporte y permiso de conducir de su inquilina, así como joyas, guantes y las llaves de un coche.