Inicio Etiquetas ELECCIONES

Etiqueta: ELECCIONES

Victoria de Merkel y la ultraderecha como tercera fuerza política en...

El escrutinio final de los votos de las elecciones alemanas confirmó hoy la victoria del bloque conservador liderado por la canciller, Angela Merkel, con un importante retroceso, y el estreno del ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) en el Parlamento como tercera fuerza.

Según los datos difundidos por la Oficina electoral federal, todavía provisionales, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) obtuvieron un 33 % de los votos, una caída de 8,5 puntos respecto a hace cuatro años y su segundo peor resultado tras el 31 % de 1949.

El Partido Socialdemócrata (SPD), liderado por Martin Schulz, cayó al 20,5%, más de cinco puntos por debajo de las anteriores generales y el peor resultado de la historia de la formación.

AfD, que en los comicios de 2013 quedó fuera del Bundestag (cámara baja) al no alcanzar por unas décimas el mínimo necesario del 5% de los sufragios, se hizo este domingo con el 12,6%.

El Partido Liberal (FDP), formación tradicionalmente bisagra en Alemania que hace cuatro años tampoco alcanzó el listón exigido, regresa a la cámara con el apoyo del 10,7 %.

La Izquierda obtuvo un 9,2 % de los votos, seis décimas más que en 2013, mientras que los Verdes lograron el 8,9 %, medio punto más que los anteriores comicios.

De acuerdo con la ley electoral, tras escrutarse todos los primeros votos -directo a un candidato- y los segundos -a listas de partidos- el Parlamento se ampliará de los 631 escaños de la pasada legislatura a 709, la mayor cifra hasta el momento.

La participación en estas generales, según los datos de la Oficina electoral federal, se situó en el 76,2 %, frente al 71,5 % de 2013.

TRAS LA RENUNCIA DE LOS SOCIALDEMONCRATAS A REDITAR LA COALICION DE GOBIERNO, MERKEL NECESITA A LIBERALES Y VERDES

Un gobierno con mayoría parlamentaria exigiría la reedición de la gran coalición entre conservadores y socialdemócratas que lideró Merkel en la pasada legislatura, pero que Schulz rechazó anoche; o la formación de un tripartito entre las filas de la canciller, los liberales y los verdes. Se trata de una alianza inédita a nivel federal y las negociaciones serán difíciles ante las diferencias programáticas de los dos partidos minoritarios, pero Merkel confió anoche en contar con un gobierno antes de Navidades.

Los líderes del Partido Liberal alemán (FDP) y de Los Verdes se mostraron hoy dispuestos a intentar forjar un tripartito de gobierno con la canciller, Angela Merkel, aunque auguraron negociaciones complicadas al haber diferencias clave en sus programas, como la política medioambiental.

El líder del FDP, Christian Lindner, se mostró dispuesto a negociar y a asumir responsabilidades y reveló que ya había habido las primeras "llamadas telefónicas", pero subrayó que su objetivo es "cambiar la dirección de la política" y marcar diferencias. Si el futuro gobierno quiere seguir la línea del anterior, de la gran coalición, el FDP se quedará en la oposición, subrayó Lindner, que describió a su partido como la fuerza "del centro" que desapareció del Parlamento en la pasada legislatura.

Las negociaciones con los verdes no serán fáciles y Lindner destacó como ejemplo sus diferencias en el área medioambiental, convencido de que la actual política no es ni económica, ni ecológica ni socialmente sostenible y debe ser corregida. Mientras, los cabezas de lista de Los Verdes, Katrin Göring-Eckardt y Cem Özdemir, aseguraron que se sentarán a hablar con conservadores y liberales con "responsabilidad y seriedad", pero adelantaron que las negociaciones serán "muy difíciles".

LA COPRESIDENTA DE ALTERNATIVA POR ALEMANIA NO TOMARÁ POSESIÓN DE SU ESCAÑO

La copresidenta de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) y uno de los rostros más mediáticos de esa formación política, Frauke Petry, anunció hoy por sorpresa que no se unirá al grupo parlamentario de su partido en el Bundestag (cámara baja). Petry, que logró ayer un escaño por Sajonia y está identificada con el ala más moderada del partido, anunció su decisión en rueda de prensa sin haberla comunicado antes a los otros dirigentes del partido que comparecían junto a ella y se remitió a las diferencias entre los distintos sectores de la formación política. "Hay diferencias abiertas en AfD y creo que no debemos callar como una tumba", señaló la dirigente, quien dijo que su fuerza política había actuado en las últimas semanas como un "partido anárquico".

Los caras de sus compañeros dejaron claro que desconocían la intención de Petry de soltar su "bomba", como la describió el copresidente, Jörg Meuthen, el día en el que el partido celebraba su irrupción en el Bundestag como tercera fuerza política, apoyado en el 12,6 % de los votos.

Merkel acaricia su cuarta victoria electoral en las legislativas alemanas

La canciller alemana, Angela Merkel, acaricia una cuarta victoria electoral el próximo domingo, mientras su principal contrincante, el socialdemócrata Martin Schulz, trata de dar un perfil propio a su partido, que en los últimos cuatro años ha integrado la gran coalición de Gobierno. Las últimas encuestas auguran entre el 36 y el 37% de los votos para las filas conservadoras -la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera-, por debajo de los resultados de 2013, pero entre 13 y 17 puntos por delante del Partido Socialdemócrata (SPD).

La puja real está en el tercer puesto, por el que compiten los liberales del FDP, que no alcanzaron el umbral mínimo del 5 % en 2013; Alternativa para Alemania (AfD), que aspira a ser el primer partido de ultraderecha de la historia que accede al Bundestag (cámara baja); La Izquierda y Los Verdes.

Los doce años al frente del Gobierno y una legislatura marcada por la crisis de los refugiados, con la llegada de alrededor de 1,3 millones de solicitantes de asilo al país, parecen no haber hecho demasiada mella en Merkel, que sigue liderando las encuestas políticas de popularidad.

La legislatura que acaba quedará marcada por leyes como las que introdujeron el salario mínimo interprofesional o la rebaja de la edad de jubilación para determinados colectivos, propuestas socialdemócratas que Merkel asumió sin complejos y que puede incluso rentabilizar en detrimento del SPD.

En el último pleno con proyectos legislativos en el orden del día, la canciller votó "no" al matrimonio homosexual defendido por los socialdemócratas, pero poco después, con la ley aprobada, aseguró sentirse contenta con la nueva situación.

LOS SOCIALDEMÓCRATAS

"La carrera está cerrada", sostiene Oskar Niedermayer, experto del Instituto Otto Suhr para la Ciencia Política, quien destaca la dificultad del SPD para encontrar un tema con el que distinguirse.

Tras cuatro años coaligados con los conservadores, el partido tiene complicado mostrar "una oferta de gran transformación", añade Giacomo Corneo, profesor de Finanzas Públicas y Política Social en la Universidad Libre de Berlín.

Los socialdemócratas se avinieron en 2013 a la gran coalición a sabiendas de que el anterior experimento en ese sentido, en la primera legislatura de Merkel, les llevó a los peores resultados de su historia, fantasma contra el que lucha ahora Schulz.

En una apuesta arriesgada, a principios de año el SPD le nombró candidato y líder, cuando era un personaje poco conocido en la política nacional tras más de dos décadas en el Parlamento Europeo.

Los nuevos aires relanzaron al partido en las encuestas durante unas semanas e incluso lo situaron por delante de los conservadores, pero el llamado "efecto Schulz" se desinfló con el paso del tiempo.

Los expertos en demoscopia advierten de que las encuestas son estudios de tendencias políticas y ningún pronóstico, pero señalan también que es muy poco probable que un partido duplique o rebaje a la mitad sus actuales porcentajes.

Una de las preguntas clave es en qué medida los grandes partidos movilizarán a sus simpatizantes y el margen de acción que dejarán a los "pequeños", que tradicionalmente ganan peso tras una gran coalición.

Todas las miradas están puestas en AfD, partido que se quedó en puertas de entrar en el Parlamento hace cuatro años con un programa eurófobo y que ha cosechado sucesivos éxitos en comicios regionales, aupado en un discurso xenófobo ante la crisis de los refugiados.

Las últimas encuestas vaticinan que el domingo se situará en una horquilla de entre el 9 y el 12 % de los votos.

Cerca aparecen los liberales del FPD, que se hundieron y salieron del Parlamento hace cuatro años engullidos también por Merkel, con quien se aliaron en su segunda legislatura.

Tradicional partido bisagra, socio menor de coaliciones de gobierno tanto de derechas como de izquierdas, el FDP aspira a gobernar de nuevo junto a Merkel, que sólo cierra la puerta a la ultraderecha y a La Izquierda a la hora de buscar aliados para un futuro ejecutivo.

La Izquierda, partido formado por postcomunistas y disidentes socialdemócratas, nunca ha formado parte de un Gobierno federal, pero Schulz ha evitado demonizarlos en campaña por si juntos, uniendo a Los Verdes, pudiesen formar un tripartito inédito a nivel nacional.

La probabilidad es baja, según los sondeos, que otorgan a La Izquierda entre un 8 y un 10 % y a los ecopacifistas, alrededor del 8 %.

Francia acude a las urnas que preveen una gran renovación de...

Los colegios electorales abrieron en el territorio metropolitano de Francia a las 08.00 hora local (06.00 GMT) en la primera ronda de las elecciones legislativas, que renovarán la composición de la Asamblea Nacional

.

Unos 47,5 millones de electores están convocados para renovar los 577 escaños de la cámara baja del Parlamento francés, y los sondeos auguran que La República en Marcha (LREM), el partido del presidente, Emmanuel Macron, conseguirá una amplia mayoría, de entre 397 y 427.

Los Republicanos, con una proyección de entre 95 y 115 escaños, quedarían en segundo lugar.

A los socialistas, según las proyecciones de las encuestas, se les anticipan menos de 40 diputados, mientras que el ultraderechista Frente Nacional (FN) y el izquierdista La Francia Insumisa presentan dificultades para alcanzar los 25 necesarios para formar grupo.

Las elecciones legislativas en Francia hacen prever por tanto en el país una gran renovación de su panorama político

Luc Rouban, director de Investigación en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS), advirtió hoy en el diario "Le Figaro" que la fortaleza de los candidatos de Macron constituye un arma de doble filo.

Privado de una verdadera oposición, podría caer a su juicio en una "actitud autista", desconectada de la "rabia" expresada en las presidenciales de abril y mayo, en las que los franceses castigaron a los partidos tradicionales.

"Es necesario que haya un contrapoder", explica a Efe Ouissem, electora de 32 años que respaldó a Macron en la segunda vuelta de las presidenciales para frenar a la ultraderechista Marine Le Pen, pero que no es partidaria de la política "ultraliberal" que ese dominio parlamentario podría permitirle.

La campaña de estas últimas cinco semanas no ha contribuido a hacer valer el programa de los candidatos: el rechazo del presidente estadounidense, Donald Trump, al Acuerdo de París sobre el clima, los atentados de Londres y el ataque frustrado en la capital francesa, hace cuatro días, han desviado la atención mediática.

Esta se ha centrado también en las sospechas de nepotismo que recaen sobre el antiguo socialista y actual ministro de Cohesión Territorial, Richard Ferrand, y de abuso de confianza y ocultación por parte del partido centrista MoDem, aliado de LREM, pero ambos casos no han minado las perspectivas de los "macronistas".

A la espera del resultado de la segunda vuelta del día 18, lo único que parece claro, según los medios, es que el paisaje político francés "se prepara para una nueva revolución", ante la que candidatos como Le Pen ya han advertido de que si su partido no llega a conseguir grupo parlamentario "no será un problema del FN, sino de la democracia".

Theresa May pierde la mayoría absoluta, pero descarta dimitir

Los conservadores, liderados por la primera ministra Theresa May, han perdido la mayoría absoluta, según el recuento oficial de votos de las elecciones generales del jueves en el Reino Unido. Conocido el resultado de 632 circunscripciones del país de las 650 que componen la Cámara de los Comunes, el Partido Conservador ha obtenido 315 escaños, lo que matemáticamente le impide alcanzar los 326 diputados necesarios para obtener la mayoría absoluta, cuando quedan tan solo cuatro de las 650 circunscripciones por declarar sus resultados oficiales.

May no tiene intención de dimitir a pesar de haber perdido en las urnas la mayoría absoluta que mantenía en la Cámara de los Comunes, según avanzó este viernes la cadena pública BBC. May ha recibido presiones para considerar su dimisión desde sus propias filas, mientras que el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, ha pedido asimismo su renuncia.

La jefa de Gobierno convocó unas elecciones anticipadas el 18 de abril, cuando las encuestas pronosticaban una amplia victoria para los conservadores, que durante la campaña electoral perdieron sin embargo parte de esa ventaja. Durante la noche electoral, en un discurso en el que aceptó la renovación de su escaño por la circunscripción de Maidenhead, en el sur de Inglaterra, May ya sugirió la posibilidad de intentar gobernar a pesar de no contar con mayoría absoluta.

ESTABILIDAD NECESARIA

"Este país necesita un periodo de estabilidad. Si el Partido Conservador ha ganado la mayor cantidad de escaños y votos, le corresponderá asegurar esa estabilidad", afirmó. El malestar por el resultado en el Partido Conservador llevó sin embargo a la diputada "tory" Anna Soubry a pedir a May que considere la posibilidad de dar un paso atrás.

"Creo que está en una posición muy difícil y necesita considerar su puesto. Esta es una noche terrible", dijo la diputada, secretaria de Estado de Pequeñas Empresas e Industria bajo el Gobierno del primer ministro David Cameron, antecesor de May en el número 10 de Downing Street. Ante la falta de una mayoría absoluta en los Comunes, el Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte (DUP), que suma por el momento diez escaños, se ha mostrado abierto a negociar su apoyo a los conservadores.

CORBYN A LA ZAGA

El Partido Laborista de Jeremy Corbyn obtiene 257 parlamentarios, el Partido Nacionalista Escocés (SNP) 34 asientos y los liberaldemócratas 12 escaños. El Reino Unido tendrá un Parlamento en el que ninguna fuerza política logre una mayoría absoluta, algo que no ocurría desde 2010, según los resultados de las elecciones generales de este jueves.

El Partido Conservador, ganador de los comicios, tendrá que negociar si quiere seguir en el poder. Las elecciones generales del Reino Unido, que convocó anticipadamente la primera ministra, Theresa May, para reforzar su postura en la negociación del "brexit", han dejado debilitada a la líder conservadora al perder la mayoría absoluta.

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, afirmó hoy que, si su partido ha ganado más escaños en las elecciones de ayer, le corresponderá darle al Reino Unido la estabilidad que necesita de cara al "brexit". Al mantener su escaño por la circunscripción de Maidenhead, en el sur de Inglaterra, May dio a entender que de los comicios generales del jueves puede salir un Parlamento "colgado", sin que ningún partido saque la mayoría absoluta, de 326 escaños (de una Cámara de los Comunes formada por 650 asientos).

PARLAMENTO "COLGADO"

Con estos resultados el Reino Unido tiene lo que se conoce como un Parlamento "colgado", en el que ninguna formación ha obtenido la mayoría absoluta y no podrá gobernar en solitario, para lo que necesitará el apoyo de otros partidos.

En el momento de la disolución del Parlamento en mayo, los "tories" tenían 330 escaños, frente a los 229 del Laborismo. La líder conservadora convocó el pasado 18 de abril elecciones anticipadas cuando su formación llevaba una ventaja de casi veinte puntos a los laboristas de Corbyn. Sin embargo, en el tramo final de la campaña electoral, los laboristas consiguieron estrechar considerablemente esa brecha.

Cuando adelantó estos comicios, que debían celebrarse en 2020, May dijo que buscaba ampliar la mayoría en los Comunes a fin de contar con un mandato fuerte en las negociaciones con Bruselas sobre la salida del Reino Unido de la UE. Sin embargo, su apuesta no dio sus frutos y ahora los conservadores tendrán que decidir los pasos a seguir.

El probritánico Partido Democrático Unionista del Ulster (DUP), que ha sacado diez escaños de los 18 que tiene Irlanda del Norte en la Cámara de los Comunes, ya ha manifestado su intención de ofrecer ayuda a Theresa May para formar una coalición. Como los conservadores han obtenido el mayor número de escaños, les corresponde a ellos tratar primero de formar Gobierno, pero, de no conseguirlo, May debería dimitir.

LA LIBRA SE DESPLOMA

La libra perdía hoy un 2 % frente al dólar tras el descalabro de la primera ministra británica, Theresa May, y del Partido Conservador en las elecciones generales celebradas el jueves. El electorado dio la espalda a la líder 'tory', que se quedó lejos del objetivo de la mayoría absoluta, y la divisa británica acusó la sacudida, cediendo el 2 % en su cruce con el dólar, hasta las 1,2696 unidades, y el 1,8 % frente al euro.

La libra retrocedió después de que se confirmara que los 'tories' habían perdido la mayoría absoluta, aunque han ganado las elecciones, según el recuento oficial de votos.

EL PP ESPERA QUE LAS NEGOCIACIONES DEL 'BREXIT' SEAN MÁS FLUIDAS

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, espera que las negociaciones entre la UE y el Reino Unido sobre la salida de este país de la Unión sean "más fluidas" ahora que Theresa May no va a tener mayoría, y ha considerado que la línea dura que defendía se va a tener que "matizar".

En un desayuno informativo organizado por Vanity Fair, Hernando ha recordado que la situación que se abre en el Reino Unido tras las elecciones que se celebraron ayer es la de un gobierno que tendrá que pactar.

A su juicio, es una situación que afectará al proceso del "brexit", para el que May pretendía tener una posición dura que ahora, probablemente, "se puede ver matizada". Esto, ha añadido, "puede servir para que las negociaciones sean "más fluidas" y se encaren "de forma diferente".

Hernando ha señalado, en suma, que debe consolidarse en el Reino Unido un gobierno "dialogante" que actúe con el acuerdo de otras formaciones, como ocurre, ha dicho, en España. El portavoz del PP en el Congreso ha advertido de que el "brexit" no es el único problema de los británicos, como se ha visto con los recientes atentados y los problemas de seguridad que afectan a ese país, otros asuntos por los que, ha añadido, "Europa necesita más unidad de lucha contra el terrorismo", y lo que precisamente no necesita es "levantar muros".

Abren los colegios electorales en el Reino Unido

Los cerca de 40.000 colegios electorales a los que están llamados a votar 46,9 millones de británicos en las elecciones generales del Reino Unido abrieron hoy sus puertas a las 7.00 hora local (6.00 GMT), en una jornada que se prolongará hasta las 22.00 horas (21.00 GMT).

May convocó por sorpresa el pasado 18 de abril elecciones generales anticipadas en este país, sin esperar a 2020, cuando los sondeos le otorgaban a su partido una amplia ventaja, que se ha visto reducida durante la campaña. Las elecciones se celebran marcadas por los últimos atentados de Londres y tras la puesta en marcha del mecanismo de salida de la Unión Europea por el brexit.

Los dos principales candidatos a jefe de Gobierno, la actual primera ministra, la conservadora Theresa May, que convocó estos comicios de manera anticipada, y el líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, votarán en sus respectivos distritos durante la mañana.

En algunos de los colegios, que han sido habilitados mayoritariamente en centros comunitarios o escuelas del país, entre otros recintos, se han dispuesto mayores medidas de seguridad, a raíz del atentado terrorista cometido el sábado en Londres, que dejó ocho muertos, informa hoy la BBC.

Se espera que los primeros resultados de estos comicios se empiecen a conocer hacia la media noche. En una encuesta elaborada por la firma Opinium, divulgada ayer miércoles por la citada cadena pública, el gobernante partido tory aventajaba a los laboristas con un 43 % de los apoyos, frente al 36 % de la formación liderada por el izquierdista Corbyn.

No obstante, otros sondeos publicados en los últimos días indicaban que la distancia entre los dos grandes partidos se ha acortado hasta casi el empate. May convocó por sorpresa el pasado 18 de abril elecciones generales anticipadas en este país, sin esperar a 2020, cuando los sondeos otorgaban a su partido una amplia ventaja.

La primera ministra explicó que había decidido adelantar el calendario electoral a fin de que el Reino Unido pueda contar con un liderazgo estable de cara a las negociaciones sobre la salida del país de la Unión Europea (UE) o "brexit", opción votada en el histórico referendo del 23 de junio de 2016.

Según la dirigente conservadora, "la única manera de garantizar certeza y seguridad en los próximos años es con la convocatoria de unas elecciones", pese a que anteriormente había descartado adelantar los comicios.

En el momento de la disolución del Parlamento en mayo, los "tories" tenían 330 escaños en una cámara baja de 650, frente a los 229 del Partido Laborista, primer grupo de la oposición británica.

Pero May busca sumar más asientos que le ayuden a dar luz verde de forma más contundente a los proyectos de ley, especialmente a todo lo relacionado con el "brexit". El Reino Unido tiene un sistema de mayoría simple en el que cada una de las circunscripciones es ganada por el candidato que consigue la mayoría de los votos y descarta al resto.