Intervención en 4 ámbitos sanitarios ha mejorado uso correcto de antibióticos y frenado resistencia antimicrobiana en Europa

Profesionales de cuatro ámbitos sanitarios de5o países europeos ―España, Lituania, Polonia, Francia y Grecia― han colaborado para reducir el uso inadecuado de antibióticos, cuando resultan urgentes acciones que implican las resistencias antimicrobianas.

Gran Canaria Redacción Redacción
Beatriz Glez. Happy Patient
Beatriz Gonzalez. Happy paciente

En Europa, cerca de 35.000 personas mueren al año a causa de las resistencias antimicrobianas, principalmente causadas por el uso inapropiado de los antibióticos, tal y como reflejan los datos del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades. Se trata, así, de un problema de salud pública de alcance global, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha señalado como uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la población, tanto en la actualidad como en los años venideros. Un contexto ante el que los resultados obtenidos por HAPPY PATIENT, un proyecto puntero cofinanciado por la Comisión Europea en esta materia, abren nuevos horizontes. 

 

Las intervenciones llevadas a cabo por el equipo de HAPPY PATIENT en cuatro ámbitos sanitarios ―Atención Primaria, Urgencias y Emergencias, farmacias y residencias de personas mayores―, entre 2022 y 2023, en España, Lituania, Polonia, Francia y Grecia, ha frenar las resistencias antimicrobianas en Europa. Lo que sugiere, además, que si esta intervención se implementara en todos los países de la Unión Europea, supondría un ahorro de 114 millones de euros en los presupuestos de salud de este territorio. 

 

La reducción de prescripciones innecesarias supondría una significativa reducción del gasto farmacéutico

 

Una de las líneas de investigación más significativas de este proyecto es la lectura económica que se hace de las mejoras registradas; se trata de una lectura de la que se encargó la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en su área de estudios de economía sanitaria, liderada por Beatriz González López-Valcárcel, que también ha participado en la presentación pública de resultados. 

 

La proyección de datos se basa en dos escenarios diferentes: un escenario realista (relacionado con los resultados promedio de los 5 países) y un escenario optimista (referente al país con la mejor mejora). Mientras que un escenario realista estimaría una reducción en el consumo de antibióticos de 23 millones de prescripciones, y generaría un ahorro económico anual de 114 millones de euros; en el escenario más optimista, la reducción en el consumo de antibióticos ascendería a 47 millones de prescripciones innecesarias, lo que resultaría en un ahorro económico anual de 385 millones de euros. Los datos obtenidos se basan en proyecciones de lo que sucedería si la intervención aplicada en el proyecto HAPPY PATIENT se implementara en todos los países de la Unión Europea. Así, se obtendrían resultados consistentes en la reducción de prescripciones innecesarias.

 

APO: una metodología sencilla

 

Para desarrollar e implementar intervenciones para reducir el uso inapropiado de antimicrobianos, se ha seguido la metodología del Proyecto de Auditoría de Odense (APO). Esta metodología implica un registro antes y después de la intervención. La metodología general se adaptó a las características de los cuatro entornos: en Atención Primaria, y en los servicios de Urgencias y Emergencias, se registraron todas las infecciones sospechosas, así como sus síntomas, diagnósticos y la prescripción de antibióticos. En residencias de personas mayores y farmacias, se registraron todos los casos con prescripciones de antibióticos; incluyendo en residencias sus síntomas y diagnósticos, y en farmacias, los consejos y verificaciones de seguridad. En todos los casos, se evaluó la idoneidad del antibiótico y se comparó entre los dos registros según algoritmos clínicos desarrollados por expertos del proyecto.

 

A través de esta metodología, un total de 407 profesionales de la salud de cuatro ámbitos sanitarios han participado en HAPPY PATIENT, que concluye después de tres años de trabajo. El proyecto ha logrado modificar con éxito el comportamiento de los profesionales de la salud respecto al uso de antimicrobianos en los cinco países diana, a pesar de sus diferentes sistemas de atención sanitaria y de sus contextos socioculturales. Esta variación en los resultados se explica detalladamente más adelante.

 

El ámbito farmacéutico: a la cabeza en la mejoría de dispensación adecuada 

 

HAPPY PATIENT ha resultado ser especialmente innovador en el entorno de la farmacia comunitaria: así lo han resaltado los profesionales de este campo que han participado en el proyecto. En esta línea, los participantes de España, Francia, Grecia, Polonia y Lituania aseguran haber mejorado su proceso de dispensación, al realizar más controles de seguridad, proporcionar más consejos a pacientes y obtener más información fundamental sobre las prescripciones de antibióticos. 

 

Estas mejoras pueden contribuir no sólo a un mejor uso de los antibióticos y, por lo tanto, a una reducción del desarrollo de resistencias, sino también a promover una mayor seguridad y satisfacción del paciente para aquellos que participaron, o la devolución de antibióticos sobrantes una vez que se completa el tratamiento.

 

En ambos registros, se registraron más de 2,400 casos de dispensación en los 5 países objetivo. Después de la intervención multifacética, las verificaciones de seguridad (que incluyen la explicación de interacciones, contraindicaciones y alergias de los antibióticos dispensados) aumentaron en un 18%.

 

La prescripción en Urgencias y Emergencias en España: un punto de referencia 

 

En el marco del proyecto también se han analizado los resultados en la prescripción adecuada de antibióticos en servicios de Urgencias y Emergencias en los que, en el caso de España, se ha obtenido uno de los resultados más prometedores del proyecto, con una disminución muy significativa de la prescripción inapropiada de antibióticos en el ámbito de Urgencias y Emergencias: después de la intervención, se ha reducido en un 16,5% la prescripción innecesaria de antibióticos y en un 17,4% la prescripción errónea de antibióticos. 

 

Cabe destacar que HAPPY PATIENT ha impulsado la primera intervención que prueba la ya mencionada metodología APO en out-of-hour services (servicios de Urgencias y Emergencias). Esto significa que este es un entorno en el que ha habido un margen de mejora más amplio que en el resto de ámbitos, dado que el modelo de intervención era completamente nuevo.

 

Residencias: un ámbito complejo

 

Sorprendentemente, los resultados en residencias de personas mayores no mejoraron. Hay varias razones que podrían explicar esto: la complejidad de este entorno, la alta rotación de profesionales, la falta de médicos de familia y la intervención centrada principalmente en profesionales que no recetan. Estos resultados animan al equipo de HAPPY PATIENT a aumentar aún más los esfuerzos hacia su nuevo proyecto, IMAGINE, desarrollando una intervención más compleja y adaptada exclusivamente para residencias de personas mayores. 

 

Atención Primaria: un 10% de mejora

 

HAPPY PATIENT ha reducido aproximadamente un 10% el uso inapropiado de antibióticos en la atención médica general. Los resultados difieren entre países debido a varias razones, alcanzando una mejora máxima del 20% en Lituania.

 

 

 

Te puede interesar
carretera-gran-canaria-

En Gran Canaria Cabildo aprueba expropiaciones para impulsar mejora de carreteras en Telde, Gáldar y capital

Redacción
Gran Canaria

El vicepresidente Augusto Hidalgo incluye entre los expedientes de las expropiaciones, cuya tramitación ha sido solicitada de forma urgente al Servicio de Patrimonio del Cabildo, el arreglo del muro que sostiene un tramo de la carretera de Hoya de Pineda a la altura de Los Silos. Las tres intervenciones supondrán una inversión superior a los 1,4 millones de euros.

Booking.com

 

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

DESDE DONDE NOS VISITAN